Ciberseguros

Las compañías de seguros se verán en la necesidad, más temprano que tarde, de empezar a cubrir nuevos riesgos, relacionados con la tecnología que hoy es parte de los negocios de cualquier tipo de empresa.

En otros continentes estas coberturas llamadas ciberseguros, ciberriesgos, riesgos digitales y nombres afines, hace ya tiempo que están trabajándose, teniendo cada vez mayor preponderancia, sobretodo en Estados Unidos y Europa.

Existen multitud de riesgos a cubrir, los cuales podemos clasificar, sucintamente en:

  • Ataques a sitios web e infraestructura
  • Robo y divulgación de datos personales
  • Extorsión por secuestro de datos (Ransonware)
  • Terrorismo tecnológico (Comunicaciones, Energía eléctrica, Agua potable, etc)
  • Multimedia (Defacement, Mail, Phishing)
  • Suplantación de identidad
  • Robo y usufructo propiedad intelectual
  • Errores y omisiones de IT
  • Pérdidas y corrupción de datos
  • etc

Cualquiera de estos eventos puede producir pérdidas e interrupciones en el negocio del cliente y, además, se pueden combinar de diversas formas, generando eventos aún mayores (por ejemplo si una campaña de phishing logra hacerse de credenciales válidas de la infraestructura del cliente y luego a través de esas credenciales, logran realizar movimientos de dinero, o intervenir en los sitios web del cliente, generando una imagen negativa con sus propios clientes, se produce un cúmulo de efectos no deseados, a partir de un sólo evento inicial).

Es por ello que también existen diversas coberturas, por ejemplo:

  • Lucro cesante
  • Acciones colectivas en caso de robo de datos personales
  • Pagos por extorsión cibernética
  • Pagos de sanciones o multas impuestas por autoridades
  • Gastos de reemplazo de activos digitales (dañados por ataques cibernéticos)
  • etc.

Cada cobertura exige un cuidadoso análisis, que depende de muchos factores, quizás el más importante la situación tecnológica del cliente (Dónde tiene sus sistemas, cómo son sus procesos, qué recaudos de seguridad toman, y un largo etc).

Además del seguro propiamente dicho, se abre un panorama interesante para compañías, brokers y productores de seguros, que se conforma por servicios adicionales, como por ejemplo:

Gestión de riesgos relacionados con ataques a datos y sistemas, incluyendo contacto con expertos en temas específicos como:

  • Investigación forense en tecnologías de la información
  • Consultas legales con abogados expertos para definir las implicancias legales de una pérdida o robo de datos
  • Gastos de notificación de incidencias a clientes, de acuerdo a lo eventualmente establecido por Ley
  • Gastos de relaciones públicas para cuidar la imagen de la empresa ante sus propios clientes y el mercado en general

En Latinoamérica y en particular en Argentina es un mercado muy incipiente, de un alto potencial en los próximos años ya que es inevitable ocuparse de este tema, y nosotros, desde Arduino Security, estamos listos para ayudar a las empresas que quieran comenzar a incursionar en este tipo de proyectos.

Contamos con herramientas propias y de terceros únicas en su género, para facilitar el trabajo ya que hay que tener en cuenta, que es un riesgo sumamente técnico y es necesario el conocimiento adecuado para poder trabajarlo.

Contamos con muchos años de experiencia en software, servicios, y seguridad informática y somos pioneros en la consideración de este tema, en el que venimos trabajando desde hace años, observando lo que pasa en los países más avanzados.

Si desea dar un paso adelante en el futuro de los ciberseguros, no deje de consultarnos, que gustosamente le informamos sobre nuestros servicios al respecto.